Muchos de los misterios sobre el sueño siguen sin respuesta. Sin embargo, los científicos han podido explicar por qué algunas personas recuerdan mejor sus sueños subconscientes que otras.

Para muchas personas, los sueños son un mundo de fantasía viviente. Allí, todo sucede sin seguir una regla lógica y explicable. Muchas personas prefieren dormir aún más porque les gusta la aventura y las infinitas experiencias que pueden hacer en sus sueños.

Una encuesta de 2015 encontró que 1 de cada 250 personas nunca recuerda lo que sucedió en sus sueños. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre ellos y aquellos que pueden recordar sus sueños? ¿Puede el cerebro dejar de hacer sueños mientras dormimos? ¿Y es cierto que las personas que no pueden recordar sueños tienen problemas con su función cerebral?

Soñar es una experiencia mágica

La verdad es que casi todo el mundo sueña cuando duerme. Los sueños pueden ayudarnos a resolver problemas , redescubrir nuestros recuerdos y regular nuestras emociones. Si podemos recordar nuestros sueños, podemos hacer cosas extraordinarias. Sin embargo, si olvidas lo que soñaste, los científicos piensan que es un fenómeno normal. Tu cerebro está sano y funcionando normalmente.

La regla normal es que nuestros recuerdos sobre los sueños se desvanezcan muy rápidamente. Cuando nos despertemos, decodificar el sueño se volverá aún más difícil. Un sonido repentino del despertador es suficiente para romper todos los recuerdos de sueños que acaba de tener. Pero algunas personas pueden recordar mejor lo que sueñan. Aunque la ciencia no ha podido explicar los elementos necesarios para recordar los sueños, se cree que la actividad cerebral, la personalidad individual y la naturaleza de los sueños subconscientes juegan un papel importante.

Diferencias de personalidad

Los soñadores tienden a lidiar con la ansiedad más de lo habitual. Al mismo tiempo, también son más creativos y disfrutan de la experiencia. Tienen un alma más artística que los que no sueñan. Muchas cosas que suceden en su vida real pueden afectar sus sueños.

Al mismo tiempo, su personalidad también es capaz de influir en sus pensamientos y opiniones sobre los sueños subconscientes. A los que les gusta la lógica y el análisis científico no les interesan los sueños. No es una coincidencia que las personas particularmente interesadas en los sueños tengan más probabilidades de recordarlos de lo habitual.

Capacidad para concentrarse

Las diferencias de personalidad entre el soñador y el realista también provienen en parte de un rasgo cerebral. Cuando tenemos sueño, el cerebro cambia a su modo predeterminado, lo que permite que la mente divague. Esto es cuando pensamos en el pasado o el futuro, pero también cuando soñamos o soñamos mientras dormimos.

Para los soñadores, el modo predeterminado suele ser más fácil de activar y conectarse con ambos mientras están despiertos y con sueño. Esta fuerte conexión y activación puede ayudarlos a recordar mejor los sueño. Pero esto también empeora su capacidad para concentrarse cuando están despiertos. En el trabajo, si la mente está siempre en la nube, no puede completar las tareas.

La profundidad del sueño

Si tiene siestas poco profundas, también es más fácil recordar los sueño. El sonido lo despertará fácilmente durante el sueño. Como resultado, es más probable que un soñador se despierte en medio de la noche y, a veces, le resulte difícil volver a dormirse. Este estado de alerta también es un factor importante en la formación de la memoria. Un momento en el que se despierta, uno o dos minutos, es suficiente para formar una memoria a largo plazo para usted.

¿Quieres aprovechar tus sueños subconscientes y dormir para hacer cosas extraordinarias? Tu subconsciente es un tesoro invaluable que, si no lo explotas, será un lamentable desperdicio. Nuestra aplicación Reprogramación de la mente subconsciente puede ayudarlo a hacer eso.